Octávio Caúmo Serrano
Traducción Maria Renee San Martin
relu2521@yahoo.com

Quién será el sucesor de Chico Xavier!

Entre los Espiritas, hay una preocupación en saber quien fue quien en otra encarnacion.

¿Juana D’Arc seria Judas Iscariote reencarnado?

¿Chico Xavier seria Allan Kardec?

¿Edgard Armond fue el Cardenal de Richeliu?

Y nosotros respondemos: – ¿Que importa, quien fue quien?

¿Cuando una persona hace un trabajo de la grandeza de Chico Xavier, la comunidad espirita se queda indagando como quedaremos cuando el muera? ¿O al desencarnar, como prefieren los espiritas? ¿Quien será su sucesor?

Inicialmente debemos entender que nadie sucede a nadie porque cada uno tiene su propia tarea. Nadie sucedió a Jesús, ni Moisés, ni a Mahoma. Ellos vinieron, dejaron su mensaje y se fueron, en la esperanza de que la humanidad pueda haberlos comprendido y aprovechado sus lecciones y ejemplos.

Lloramos porque Chico fue maltratado por la madrina; nos emociono por que Jesús fue flagelado en la cruz; lamentamos por que Kardec fue perseguido por el clero y tuvo su colegio afectado por las calumnias y difamaciones. Lo mismo aconteció con los dolores de Juana D’Arc, Joao Huss y muchos otros en los tiempos de la inquisición, porque herían intereses de terceros. Eso también aconteció con cualquier uno de nosotros. Siempre que contrariamos a políticos, comerciantes, religiosos.

En el seno de la Iglesia Romana, para esconder el adulterio, la homosexualidad o la pedofilia de los padres, se mataban a inocentes clasificándolos de herejes y blasfemos. Ahora, cuando la barca ya se hundió, piden perdón a la humanidad por sus malas acciones y lastimables omisiones. Es fácil pedir disculpas, sin reparar el mal.

Si nosotros los espiritas creemos que Jesús, Kardec y el propio Chico Xavier pasaron por terribles sufrimientos para que mantenerse fieles a lo que enseñaban, no lamentemos el sufrimiento de ellos, sino que actuemos de manera a valorar su sacrificio, para mostrarles que valieron la pena los dolores que pasaron, porque  hay en la tierra quien comprendió sus ejemplos e intenciones.

El sucesor de Jesús es el propio Evangelio que continua vivo, enseñando; el sucesor de Kardec es el Libro de los Espíritus coadyuvado por las demás obras de la Codificación; el sucesor de Chico Xavier esta en las más de cuatrocientas obras que el dejo, a la par de los ejemplos de vida cuando mostro coherencia entre lo que hablaba y lo que vivía.

Exultamos con la medida que divulga los asuntos de la espiritualidad, cada día más. Novelas, películas, entrevistas, reportajes. Nos enorgullece por ver una colección de artistas importantes que se declaran espiritas, como si eso diese mayor importancia al Espiritismo. Lo que importa no es que ellos se declaren espiritas, sino que ejemplo de conducta tienen como espiritas.

En los días actuales, cuando vivimos prácticamente la era del espíritu, este filón es muy cotizado por los editores. Muchas editoras pasaron a clasificarse como espiritas o espiritualistas, teniendo el cuidado de no dejar de producir también esoterismo, la autoayuda y todo lo que les parezca místico porque al público  le gusta ese tipo de literatura, Al fin y al cabo, es necesario atacar por el centro y las puntas…

 Los libros “psicografiados”, son vendidos aun que sean muchas veces más el resultado de la imaginación novelesca del autor que de un mensaje  de algún espíritu. Pero la palabra psicografía es mágica y vende libros. Si un encarnado escribe, por más competente y estudioso que sea, despertara poco interés, pero si firma como espíritu será un suceso garantizado. Aunque sea una historia común.

Tenemos que convencernos que ser espirita es algo más. Es cuidar de la autoreforma por medio del servicio en el bien, cambiando defectos por virtudes, mostrando claramente que entendió lo que representa este momento de la vida en la Tierra, llamado misericordia de la reencarnación.

Que importa si las películas espiritas van a ganar algún “Oscar”. Las películas espiritas no son para los espiritas. Estos tienen los libros, los centros, las conferencias para aprender. Las películas son para llamar la atención de la sociedad en general para que medite sobre algo  que  no hace parte de sus convicciones, por acomodación o principios religiosos conservadores, retrógrados o convenientes. Las personas tienen flojera de pensar, porque eso los llevaría a tener que cambiar y ella no está interesada.

Los centros espiritas están recibiendo gente nueva que fue al cine y ahora quiere informaciones mas correctas y profundas. Tenemos que estar preparados para no defraudarlos, diciendo fantasías o asustarlos con relación a los carmas y las obsesiones de carácter destructivo. Aconsejemos que estudien el Espiritismo con seriedad y asiduidad, si desean comprender efectivamente algo sobre sus vidas, más allá de la materia. Si no somos un ser humano en una experiencia espiritual, sino que un ser espiritual en una experiencia humana, tratemos de prepararnos para la vida definitiva sobre pena de quedarnos estancados en la ignorancia y en el preconcepto.

Dejemos que duden los que así prefieran; todos, un día, se curvaran a la verdad porque la burla, el misticismo y la mentira no pueden durar para siempre. Hay una vida aun un poco larga por que ofrecen ventajas materiales; no es por lógica o buen sentido. Un día eso tendrá más valor que el dinero y las ovejas descarriadas se juntaran al rebaño.

No puede ser de otra forma, porque somos todos hijos de Dios y estamos CONDENADOS A LA FELICIDAD!

RIE – Revista Internacional de Espiritismo – febrero 2011